Tratamiento para que crezca el Cabello. (Shampu de Cebolla Cabezona)

1300
visitas
10
puntos
1
comentarios
Los factores que llevan a tu cabello a un nada aceptable maltrato son variados, entre ellos tenemos el uso de productos como tintes, lacas, químicos o el uso de secadores, que al ser aplicados fuerzan el cambio no natural, que de forma agresiva termina tarde o temprano debilitando y estropeando el cabello.

También dejan huella negativa algunos factores externos como el viento, el agua, el sol o incluso los baños en piscinas, etc. Si sumamos los tintes ya mencionados y demás agentes degenerantes, obtendremos como producto un cabello nada presentable, y todo por el descuido y la desinformación.


Champú de Cebolla:

Uno de los trucos caseros que pronto saldra al mercado por una reconocida marca resulta muy efectivo para el tratamiento del cabello para que este crezca y luzca con un brillo espectacular, es la cebolla cabezona.

La cebolla tiene alto contenido Azufre, el cual es muy beneficioso para la salud del cabello, ayuda a combatir la calvicie y hace que el cabello crezca.

El remedio para el tratamiento del cabello para que Crezca consiste en picar cebolla cabezona y agregarla a tu champú habitual. Si el frasco de champú está muy lleno debes vaciarlo un poco para poder agregarle la cebolla picada y debes dejar el champú guardado por 15 días para que se fermente, después de este tiempo puedes utilizarlo normalmente. No saques la cebolla del champú déjala ahí hasta que el champú se termine.

Al principio deja un suave olor a cebolla, el cual desaparece tan pronto se seca el cabello.

Lo comprarias?

Puntos: 
10
Average: 10 (1 voto)

Comentarios

Imagen de Daniela

#1

GRACIAS POR ESTE POST.. APARTE QUE ME ENCANTA LA CEBOLLA.. ESTOY SUFRIENDO DE CAIDA CEBERA DEL CABELLO... TE LUCISTE JUANFER!!!

Información del usuario

Juan Gutierrez

0

mensajes

35

post

1021

puntos


Información del post

Estadísticas

Creado el: October 30, 2012, 12:14:43

1300

visitas

10

puntos

1

comentarios


Sitio desarrollado por Germán Montes